Seguidores

19/1/11

Ouraboros cósmico y el Camino de regreso al Hogar.



Ouraboros cósmico y el Camino de regreso al Hogar.
(Por Kokul ‘al Quetzalcóatl)

A lo largo del peregrinar del guerrero de la luz, se llevan a cabo procesos de ascensión que implican el salto hacia el vacio.

La gran cruz cósmica, es un centro de atracción del universo que forma un vacio. El vacio atrae todo hacia su centro. Es el principio de un ojo negro en el universo. A nivel Místico se le conoce como salto hacia el vacio.

En el centro de la cruz cósmica, el vacio que se forma comunica el mundo del microcosmos (abstracto absoluto) con el mundo del macrocosmos (cosmos real). De esta manera se conectan la rueda chica (trecena) con la rueda grande (veintena). Al mantenerse en conexión ambas ruedas surge el principio hermético Universal, de la Correspondencia, “ Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba”. Todo lo creado en el universo abstracto (alquimia, geometría sagrada, magia etc.) se proyecta al cosmos real y viceversa, todo lo que la mente del hombre crea a través del pensamiento positivo o negativo (inconsciente colectivo) se proyecta hacia el cosmos abstracto absoluto.

La tierra es un ser viviente. Aunque parezca todo lo contrario, la tierra forma parte del sistema solar, y el sistema solar forma parte de la vía láctea y así se van formando sistemas de galaxias que forman el cosmos a través de la gran mente viviente.

Esa Gran mente viviente es, Hunab ku, el dios creador del Universo de los Mayas. La creación del cosmos es una realidad gracias a la conexión que existe entre las dos ruedas que forman la gran Cruz cósmica, es decir el cosmos abstracto absoluto (Rueda chica) y el cosmos real (rueda grande).

El mentalismo viviente, nos enseña que todo está conectado en el Universo, desde las partículas más elementales y sutiles hasta las más grandes constelaciones. 

El Hombre está conectado a estos dos cosmos a través de las dos ruedas, que a su vez están conectadas a la tierra (Planeta).

La conexión del hombre con la rueda chica, se realiza por medio de la rejilla interna de la tierra, que forma parte de la trecena, y la conexión del hombre con la rueda grande, se lleva por medio de la rejilla externa de la tierra, que forma parte de la veintena. Ambas ruedas se conectan a través de la Cruz que se forma entre ambas, de tal manera que la Horizontal de la rueda grande se conecta a la vertical de la rueda chica y viceversa, la horizontal de la veintena se conecta a la vertical de la trecena. De esta manera, los mayas separaban al microcosmos hombre del macrocosmos hombre.

El mundo del microcosmos hombre, está conectado directamente con la vertical de la cruz cósmica, el cual se relaciona con el mundo espiritual. El mundo del macrocosmos hombre, es el que se encuentra conectado al plano horizontal de la cruz y está directamente relacionado con el mundo mental.

El primer salto que se realiza, es por el Camino Blanco, que forma parte de la segunda cámara de iniciación dentro del laberinto del Xibalbá. En este camino, el caballero jaguar se introduce dentro del mundo de la psiquis (mente) el cual está conectado a la rueda grande a través de la horizontal. En este camino, se realiza todo un peregrinar por las constelaciones hasta llegar al centro de la cruz cósmica o sol central del universo Hunab Ku. A esta trayectoria mística, también se le conoce como el camino de la vía láctea o de las estrellas y tiene como función principal llevarnos al origen para reconectarnos con nuestra esencia, con nuestro divino ser. En el centro de la cruz no hay división entre el sol central y el sol de medio día (consciencia Real). Horus, el sol de medio día, es el vigía a nivel alquimia que cuida que la secuencia del ADN del universo del macrocosmos hombre, coincida con la secuencia del microcosmos hombre. Horus es el alpha y el omega, el principio y el fin de la secuencia alquímica que tiene su origen en la fuente universal. Horus es el hijo cósmico, el Cristo Quetzalcóatl (sol de medio día) que se encuentra conectado a la fuente a través del ombligo cósmico Hunab Ku., el que lleva los ritmos de la respiración de la galaxia con cada uno de los seres vivos. Horus es el aliento de vida y el que nos devuelve a la fuente de origen. Este hecho representa, todo un proceso evolutivo de reconexión de la secuencia de genes a nivel alquimia. Cuando la secuencia genética implantada por los Anunakis no coincide con la secuencia original del universo, Horus destruye esa secuencia que nos mantenía sujetos al mundo mental, para restablecer la secuencia original a la que pertenecemos. Al quedar libres de esa información se empieza a producir la secuencia de ADN cósmico a la cual pertenecemos como cadena evolutiva. (Más adelante hablare ´de la secuencia alquímica implantada y que causa la separación del alma).

En el génesis del libro sagrado de la biblia, así como el de muchas culturas antiguas, entre las que se encuentra el popol vuh de los Mayas, se habla de la creación del hombre. Este libro sagrado, fue creado dentro del periodo de evangelización del pueblo indígena, por lo que se cree que pudo ser alterado., sin embargo guarda la esencia del conocimiento ancestral.

En el Popol Vuh, se menciona la existencia de unos dioses que crearon a la especie humana con el fin de manipularlos y que tuviera memoria para que los reconocieran como dioses y los adoraran.

A continuación se muestra un extracto del génesis de Popol Vuh:

 
Luego los creadores les dijeron que hablaran para que alabaran a sus creadores (a ellos), pero estos animales no hablaban, solo emitían graznidos, chillaban o cacareaban. Entonces estos creadores los cambiaron de hogar porque no conseguían que los adoraran ni que los veneraran. Hicieron un segundo intento pero estos tampoco hablaron, y por lo tanto fueron condenados a ser comidos y matados.

Ante este fracaso de que los animales no los veneraban, ellos se dijeron que tenían que crear antes del amanecer algún ser que los venerara, por lo tanto quisieron hacer al hombre. Para esto tuvieron varios intentos:

1. En este intentaron hacer al hombre de barro, no se podía sostener, no podía andar ni multiplicarse y se deshizo.

2. Luego trataron con madera, lo cual fue un gran avance, ya que hablaban y se multiplicaban, pero estos no tenían memoria(por lo tanto no se acordaban de su creador), entendimiento, caminaban sin rumbo y andaban a gatas. Estos fueron los primeros que habitaron la faz de la tierra, pero con el diluvio creado por el corazón de cielo estos murieron. Los que se salvaron se escondieron y se convirtieron en Gnomos.

3. De tzite se hizo el hombre, y la mujer de españada, pero estos no pensaban ni hablaban. Fueron aniquilados con resina y fueron desfigurados por las piedras de moler. Esto fue en castigo por no haber pensado ni en su madre, ni en su padre.

4. Poco faltaba para que el Sol, la Luna y las estrellas aparecieran sobre los creadores cuando descubrieron lo que en verdad debía entrar en la carne del Hombre. El Yac , Utiu , Quel y Hoh fueron los que trajeron la comida para la formación del hombre. Esta comida se convirtió en sangre, y así entro el maíz por obra de los progenitores. Los hombres que fueron creados fueron cuatro: Balam-Quitze, Balam-Acab, Mahucutah y Iqui-Balam.

"Estos son los nombres de nuestras primeras madres y padres."


El barro y la madera, se refieren a la forma alquímica que sirve de base para moldear o crear la flor de la vida. Se trataba de crear una especie sanguinaria y que permaneciera desconectada del mundo espiritual (vertical) y solo se rigiera por la mente (horizontal). Ellos sabían que había que crear esa nueva especie antes de que amaneciera, antes de que se cerrara el gran ciclo galáctico, ya que el Ouraboros del macrocosmos trae la información de la fuente original que debe coincidir con la información a nivel cristales de luz con el ciclo evolutivo de la especie humana. Cuando mencionan que poco faltaba para que el sol, la luna y las estrellas aparecieran sobre los creadores, se refieren al gran ciclo del ouraboros cósmico. El cual se inició con la apertura del portal 10:10:10 y que viene anunciado en el apocalipsis de san Juan, indicando la apertura de los cuatro portales custodiados por los cuatro dioses que sostienen El MUNDO.

El segundo salto hacia el vacio tiene lugar en el Retorno. Este salto se encuentra por el camino del CENTRO que conecta directamente con el centro de la Gran Cruz cósmica. La apertura del portal obedece al fin de la jornada galáctica, en donde se conectan ambas ruedas dando fin y principio de un nuevo ciclo cósmico. El portal cósmico, se abrió el 11 de Julio de 2010. Esto representa la última oportunidad para llevarnos directo al origen…. Esto es posible gracias al Vacio.

Al Vacio, también se le conoce como Ain Soph y entre sus múltiples funciones sirve para conectar el ciclo de ouraboros del microcosmos con el ciclo de ouraboros del macrocosmos. De tal manera que el ouraboros del microcosmos se conecta al ouraboros del macrocosmos a través del chacra corona. En esta zona se forma el vacio que absorbe todo hacia el centro del ombligo cósmico. Así también, el ciclo del ouraboros del macrocosmos se conecta con el del ouraboros del microcosmos a través del plexo solar el cual está conectado al ain sohp (Vacio).

El Vacio, es una zona de transición que nos lleva directamente hacia el comienzo de la nueva era dorada, al gran salto evolutivo de regreso al hogar, es el comienzo de un nuevo amanecer que nos separa del mundo mental y nos lleva directo a la Unidad de las energías duales del ser. El vacio nos conecta directamente a la ascensión planetaria como un ser viviente, en el que el hombre se encuentra conectado a la tierra. En el proceso de ascensión planetaria, irán todas las semillas estelares que ya completaron su proceso evolutivo, y todas aquellas personas que den el salto al vacio. Durante este periodo de tiempo el hombre deberá introducirse dentro del ciclo de ouraboros cósmico para conectar su ciclo interior de ouraboros del microcosmos con el del universo. El ciclo de ouraboros del macrocosmos es muy importante, ya que este nos conecta directamente con la línea del tiempo y proporciona la parte alquímica a nivel cristales de luz que activan el ADN de las semillas estelares para romper el velo que divide el mundo espiritual del mental. La falta de conexión con el verdadero tiempo, nos hizo introducirnos dentro del mundo mental y a desconectarnos del mundo espiritual. Con ouraboros cósmico, volvemos al calendario de las trece lunas de manera natural, nos lleva a la conexión con la TOTALIDAD. El Retorno a la línea del tiempo es nuestro regreso al hogar.

Debemos crear consciencia de que nuestro regreso al hogar no cosiste en que vengan naves extraterrestres a salvarnos, sino que debemos hacer todo un trabajo de amor y consciencia. El Cambio de consciencia y evolutivo es interno. Los dioses falsos son los Anunakis, que han manipulado a las masas todo este tiempo para mantenernos bajo su poderío. La sabiduría del cosmos se encuentra de nuestra parte. Es la gran mente viviente a través de ouraboros cósmico, la que nos lleva de regreso a casa, al dios que realmente procedemos y que no pide ser adorado. Ouraboros cósmico, trae justicia y todo lo purifica y lo acomoda según un orden cósmico. Es cuestión de tiempo para que se lleve el rompimiento del VELO, que nos mantenía en la oscuridad, sujetos a la rueda del Karma y al plano Mental. Es cuestión de tiempo para que llegue la verdadera luz que nos unifica en una sola consciencia universal.

Temas relacionados:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate

KOKUL'AL QUETZALCOATL EL COMETAAVE ENVUELTA EN LLAMAS

Google+ Followers