Seguidores

14/7/18

La letra Alef: La emperatriz, en un sólo pie


La letra Alef: La emperatriz, en un sólo pie
Por Kokul 'al Quetzalcóatl




Con tan sólo mirarla lo supe, ella es la emperatriz de los cuatro vientos. Cada cierre de ciclo galáctico viene entre los últimos, a comenzar uno nuevo.  Su energía es iniciadora, una de las tres madres, pilares del árbol de la vida: Alef (viento), Men (agua), Shin (fuego).

Alef es misericordia pura, su emanación procede de la primera esfera, Kether, y también se encuentra en las otras tres esferas centrales del árbol de la vida (Tipheret, Jesod y Malchut). La letra Alef inicia en Kether, la Corona, cuya máxima misericordia es la voluntad de Dios.

En la esfera del corazón, Se comporta como el Ojo del Huracán*(deidad maya cosmocratora) que trasmuta las aguas en caos que están abajo, es decir las emociones, las une con las aguas benditas de arriba, donde habita el mismo Dios que es amor, el resultado de la espiral es el paso de la luz impregnada de belleza, y que Tipheret emana en su resplandor dorado, anunciando la aurora.

Así también, en el plano de las causas naturales, su esencia está en el rocío de la Rosa Ígnea, es decir, en la gota que proviene del grifo conocido como glándula timo; su perfume es la fe alquímica que renueva la vida y hace grandes milagros. Ahí está el secreto de Alef, en la llama eterna de la Rosa de los Mundos, y que vive en el agua preciosa. Cuando la misericordia de Alef llega a la sangre (Nefesh), nace el hombre Adámico, y éste a su vez, es el Mago blanco, la cristalización de la esencia del Sol Naciente (Tipheret) en Malckut, que es el Reino, entonces, podemos decir que la emanación del Padre en Kether ha bajado a la tierra en la fragancia de Adonai, haciendo que el juicio sea más llevadero, con menos severidad. Me refiero a la Parusía, a la segunda venida de Cristo; haciéndonos recordar que somos uno con el universo y con el canto del sol.

*Huracán. - Del maya, un sólo pie

25/9/17

Cimientos de Luz

Por Kokul 'al Quetzalcóatl


Todos deberíamos celebrar la llegada de los nuevos bríos del sol. La he percibido en las primeras horas de esta la mañana , 23 de septiembre de 2017, es una energía que contrasta con lo que está viviendo la gente de México, mi país. Los terremotos y huracanes que azotaron uno tras otro en este mes nunca antes se habían presentado, son calamidades que traspasan toda fibra de vida y forman redes de dolor, desolación... en estos momentos tan difíciles hay esperanza.

La energía de la virgen es una onda encantada de amor, jovial, parecida aquella que se siente cuando dos jóvenes, él y ella, despiertan por primera vez al amor. En esta energía la dualidad se unifica en una palabra... vida.

La energía de la diosa denota la unidad de la dualidad con un tercero, en donde ésta se encuentra en la Semilla Cristal Amarilla, la cual emerge de las entrañas de la tierra misma, de una tierra ensangrentada. Desde el Ombligo de la Luna (México), el país renace envuelto en un magnetismo lunar rojo en la solidaridad, compasión y ayuda por amor a la vida.


Imagen tomada de la red

Hoy es el gran día esperado de Apocalipsis 12. Vetulia vestida del sol, con dolores de parto, la luna bajo sus pies y coronada por doce estrellas; nueve de estas forman la constelación de Leo, mientras que Mercurio, Venus y Marte,  representan las lumbreras que sumadas como estrellas nos dan un total de doce., así mismo Júpiter retrogrado, el planeta rey, entró en el vientre de Virgo el 20 de noviembre de 2016 y se espera que salga de ella el 23 de septiembre de 2017, siendo el periodo de gestación muy parecido al de la mujer, estamos hablando de 41 a 42 semanas.

A pesar del amarillismo y las noticias falsas acerca de que se acabará el mundo en este día en específico, desde el Ombligo de la Luna hay un renacer de consciencia que se expande hacia el mundo.

Si analizamos el sismo del 19 de septiembre de este año con el del terremoto del mismo día ocurrido en 1985, vemos que no es casualidad como muchos sismólogos afirman, sino más bien es causalidad.

Si sumamos la fecha del último evento vemos que nos da 11: 19 + 09 + 2017 = 2045 = 2 + 4+ 5 =11.

Ahora, si la suma del primer evento es seis (19 + 09 + 1985 = 2013 = 6) y le sumamos 32, que son los años transcurridos entre un sismo y otro, nos da: 32 + 6 = 38 = 3+ 8 =11.
Por lo tanto tenemos un 11:11.

Esto quiere decir que el 23 de septiembre de 2017 se abrió una ventana dimensional en pleno Ombligo de la Luna, en la gran Tenochtitlán de los Aztecas y cuyo símbolo es el águila devorando a la serpiente.

Me atrevería a decir que México ha renacido de las ruinas, hay un movimiento de transmutación capaz de dejar lo que ya no cabe en la sociedad, como lo es la corrupción. Aún nos falta mucho, sin embargo, la esperanza se ha materializado en los llamados jóvenes milenio. A diferencia de la vieja generación que se caracteriza por desgarrarse unos a otros, (me refiero a los partidos políticos que dan muestra de ser buitres carroñeros sacando provecho del dolor ajeno) tenemos la otra parte que contrasta, el águila, la cual sale de la mujer de Apocalipsis 12, que al vestirse del sol se transmuta en un águila hembra, la cual a todas luces no es valorada por los cristianos misóginos…es el águila la que nos saca del ciclo de Ouroboros o serpiente que se muerde así misma  la cola, engullendo su propio veneno.

Aunque faltan muchos más eventos de agua y fuego, México se está purificando. Hoy los jóvenes nos han dado muestras de esa energía femenina amorosa que llega desde la diosa, han tomado las riendas de una sociedad podrida por la corrupción, y cuyo juicio ha llegado…

Desde el Ombligo de la Luna, desde  el águila devorando a la serpiente, desde Apocalipsis 12, México decidió vivir. 

Temas relacionados

Semilla cristal Amarilla

5/7/17

SEMILLA CRISTAL AMARILLA

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.
Juan 1:14




Semilla Cristal Amarilla

Por Kokul 'al Quetzalcóatl


Entre la Noche Cósmica y el día hay un velo amarillo; por lo tanto, la Noche Cósmica es una dimensión de oscuridad, pertenece al Cosmos Abstracto Absoluto,  en donde aparentemente no hay nada, excepto porque es un lugar de gestación, del cual emana toda la creación de Dios. Los Mayas conocemos esta dimensión como el Ombligo de la Luna; ésta a su vez conecta los cielos  con la tierra, pertenece a la trecena de la luna, es decir a las trece dimensiones de la rueda chica.

El Cosmos Abstracto Absoluto es el Ain Soph (la nada y el todo); a diferencia del Cosmos Real su giro es en el sentido de las agujas del reloj. Aquí está el secreto de la esvástica, la cual es una puerta que abre y conecta ambos planos según su giro. El gran viaje del alma se realiza siguiendo la danza del Cosmos Abstracto Absoluto. Una vez terminado el recorrido de las trece dimensiones, se introduce en el Útero Cósmico esperando renacer en el árbol de la vida.

Si dimensionamos a la noche Cósmica con el alma, podemos decir que es un estado del Ser, pero  latente, como una semilla que espera salir de la tierra. A esta entidad espiritual le conozco como Semilla  Amarilla y cuyo origen es totalmente astral.

El Ombligo de la Luna está conectado a toda mujer, es la dimensión que une al alma con el plano físico mental; el alma es una energía lunar, es nuestra psique, por eso busca el Ombligo de la Luna. El hombre físicamente no está conectado allí, por lo que necesita el templo de una mujer sagrada para renacer en la llamada resurrección de los muertos, es decir, necesita de una comunión espiritual con la iglesia, la cual se representa por una mujer, y cuya piedra angular es la base de la gran obra alquímica. El Ombligo de la Luna en realidad es una cripta, cuyas ventanillas al girar conectan el plano astral con el plano de las causas naturales, por lo que al vislumbrarla sus colores son el negro (cuerpo astral) y el rojo (cuerpo causal).   Esta cripta pertenece al Camino del Centro, es decir, al plano que une la vertical con la horizontal en la Santa Cruz. La cripta por donde se nace está ligada a la Gran Cruz Cósmica que anuda el Cosmos Abstracto Absoluto con el Cosmos Real, la profundidad de lo de arriba y  abajo, del Este con el Oeste.



Puedo resumir que la noche Cósmica es un lugar en donde el Ser está en reposo, esperando nacer en santidad, es el verdadero shabat (Salmos 93 y 95).Para ello hay que romper el velo amarillo, sin embargo, no es tan fácil romperlo, porque se necesita estar primeramente en la cripta, y segundo se necesita de la fuerza cósmica que libera a la semilla de su estado latente. El estar en este lugar implica hacerse como una roca, casi casi estar en estado de contemplación o ser un guerrero de la luz. Allí van los muertos que son apartados en santidad, es una cripta en donde la oscuridad es y existe, sólo los guerreros que han clavado la espada en la roca dejan de luchar contra las sombras (he ahí el misterio de la espada en la roca), las tinieblas siempre asechan entre el morir y el renacer. En este lugar la memoria empieza a perderse, de hecho cuando se nace no recordamos quienes somos porque perdemos la conciencia que nos ata al árbol de la vida, nacemos  bajo el influjo del árbol del conocimiento del bien y del mal.

La Semilla  Cristal Amarilla es el Ser de nuestro Ser, nos permite renacer en el árbol del Centro del Jardín que da la vida eterna (ver Génesis 3:3). Aquí  está la sabiduría, el resplandor de nuestra estrella, el Ain Soph Aur, la trinidad suprema del árbol de la vida, Kether, Chokmah y Binah. A esta Semilla Cristal Amarilla los cabalistas le conocen con el nombre de: El Anciano de los Días.

 La semilla amarilla es dualidad y antagonismo en el Ain Soph (nada y todo), es la negación de sí mismo, aún le falta el Aur (la imagen) ;  en el verbo de Juan, la simiente amarilla es la expansión sin límites condensada en sí misma, es el 666, sin Él nada podía ser creado,  pero se necesita un tercer brío, una tercera energía cósmica para romper el velo amarillo o dorado., esa fuerza viene desde abajo, es decir, de las entrañas de la semilla misma; se necesita  la trinidad para asimilar la imagen del Cordero de Dios. Se esperaría que esta fuerza descendiera y rompiera el cascarón, algo hay de eso, pues ella baja para después gestar a la semilla amarilla. La energía ya bajó en el año de la Tormenta espectral Azul, para los Mayas es La Energía que Desciende desde el plano físico y mental,  es Kukulkanpara los cabalistas el gran YO SOY. Esta tercera energía ya no pertenece al Cosmos Abstracto Absoluto, sino al mundo eléctrico lumínico; es decir, baja por la columna vertebral y se gesta en el sacro como una bola de luz o centella. Sin la tercera energía no se descorre el velo amarillo del Ain Soph Aur.



Muchos creen que el árbol del conocimiento del bien y del mal es el árbol de la vida, y no es así, son cosas distintas…El árbol del conocimiento del bien y del mal representa la dualidad del Ser, mientras que el árbol de la vida es la trinidad del Ser.  En la dualidad siempre hemos estado desde el pecado original, lo cual representa tener un velo sobre los ojos, un estado de sueño,  lo es porque cuando se nace, se nace sin la energía antípoda que neutraliza al 666. En la dualidad del alma las energías gemelas siempre están en conflicto (Padre e Hijo),  la inconsciencia es tan grande que no sabemos quién  maneja nuestras emociones,  pensamientos, en fin, nuestra vida entera, creemos ser pero no somos el real Ser. Somos árboles sin fruto, condenados a vivir en el olvido, en la oscuridad del velo y en el continuo conflicto del ego (666)… Cuando la energía antípoda (kukulkan) está presente, los contrarios (gemelos) paran de luchar, la simiente amarilla deja de serlo para transformarse en  Semilla Cristal Amarilla, en donde se gesta al Anciano de los Días esperando renacer en el árbol de la vida… Entonces se comprende el verbo de Juan (ver Juan 1:18)… en Él estaba la vida y la vida era la luz de los hombres, y la luz resplandecía en las tinieblas, pero las tinieblas no la comprendieron… hasta que el verbo fue hecho carne.
***************


Kokul ‘al Quetzalcóatl

13/9/15

LA TRINIDAD DE ARRIBA Y LA TRINIDAD DE ABAJO





LA TRINIDAD DE ARRIBA Y LA TRINIDAD DE ABAJO
(Por Kokul 'al Quetzalcóatl)


Desde siempre, hemos escuchado hablar de la Santa trinidad “Padre, Hijo y Espíritu Santo”. Para nosotros los Cristianos, es común esta triada, la cual, corresponde a la vertical en los mundos superiores. Pocas veces hemos escuchado hablar de la trinidad de abajo,  que por ley de correspondencia pertenece a la horizontal. (Como es arriba es abajo). Lo anterior nos hace recordar que existen dos realidades que nos remontan a la Santa cruz.

Desde tiempos inmemorables, la Santa Cruz ha estado presente en diferentes culturas como una forma de adoración y respeto, no es un símbolo propiamente del Cristianismo.

En la Santa Cruz los planos vertical y horizontal, son espejo, es decir, son reflejo el uno del otro, y por lo tanto son mundos invertidos. Así pues, tenemos que la triada sobre la vertical, “Padre, Hijo y Espíritu Santo”, le  corresponde a  la triada sobre la horizontal  “Alma, mente y cuerpo”. Esta última trinidad, en los mundos ocultistas y oscuros se le conoce como el ojo illuminati sobre la cima de la pirámide o tercer ojo.

Sin embargo, en la Santa Cruz no hay un ojo, sino dos. Dos ojos que en realidad son UNA VISIÓN. A esta visión le conozco también como “ Montes de Venus”. Sin estos dos ojos, es imposible lograr la unificación de ambos planos en la LUZ UNA. Obviamente que los dos ojuelos, son importantes para retornar al origen, del cual, una vez partimos.

En el génesis, Adán y Eva, estaban conectados a la Santa Cruz, lo cual les daba acceso a la Conciencia Universal del árbol de la vida. Después del pecado original, se dividió el cielo y la tierra, de manera que, entre lo divino y lo mundano el alma se separó en dos, quedando una de las mitades atrapada en la mente.  Así pues, en el origen, el alma unifica ambos  planos, y Venus, en términos Cristianos es la misma alma.

Así también, el alma, no sólo es dual, sino que es TRES en su advocación como Quetzalcóatl 12 (UNIDAD QUETZALCÓATL VENUS). En alquimia, Venus no sólo es lucero, sino que a veces, dependiendo del plano por el que atraviesa, puede ser sol y después  transmutarse a luna, en otras palabras, es  Espíritu Santo o energía lunar, es padre o energía solar, y es lucero en la energía del hijo, lo cual quiere decir que Venus, trabaja con las tres energías alquímicas: La pasiva, activa y neutra.

Al separarnos de la Santa Cruz, la conciencia que nos une a la totalidad quedó limitada a la vertical, desde este plano intuimos, pero sólo a veces, llegando muy poca luz al plano físico mental, de allí surge el pensamiento de que estamos dormidos,  surge el termino MAYA, ya que la mayor parte del tiempo permanecemos en el plano físico mental,  sin el acceso a esa luz que unifica los planos de conciencia, en otras palabras, permanecemos en la inconsciencia de que existen los planos espirituales debido a la des-conexión con el sol de Mediodía.

 Ahora, ¿Qué es la conciencia en alquimia? Como mencioné anteriormente,  Venus unifica los planos, en términos de conciencia, Venus en su manifestación  lunar, es el paso de la luz a través de la psique… Sin embargo, esta energía  se encuentra atrapada en la mente. Para que la energía de la psique llegue a ser conciencia de luz, es necesario conectar la vertical con la horizontal en la santa cruz, para ello, se necesitan dos lunas  gemelas, que a su vez son el reflejo del sol dorado, omnipresente  y el reflejo del sol azul (sol de mediodía) que es omnisciente. A estas  lunas que crean consciencia, las he mencionado en mis escritos como Venus divisible.

Venus divisible, es la manifestación de la luz que se desdobla para trasladarse del plano espiritual al plano físico mental. En esta etapa, el alma realiza un gran viaje de RETORNO, es decir, se hace paso entre la oscuridad del plano astral, para después  reaparecer  en  el plano mental. Esta luz es una en los mundos medios, pero se separa cuando toma diferentes caminos, es decir, una de ellas retorna al laberinto del Xibalbá como sol dorado en su paso por el camino oscuro (vertical), el cual, se transmuta así mismo en energía  de luna plateada  en su paso por el camino blanco (horizontal). En los mundos medios, esta última se une a la energía lunar índigo que provienen del sol de Mediodía. AMBAS ENERGÍAS LUNARES, son uno en el primer Monte de Venus. En estos planos de conciencia, la luz de los siete templos aún permanece separada de la fragancia de la rosa ígnea, es decir, de la rosa de los mundos que unifica los planos de consciencia a través del tabernáculo del sacrificio, ya que primero se necesita llagar a los mundos superiores a través de la cripta rojo y negro (ombligo de la luna). Cuando esto ocurre, la luz se hace una en Venus indivisible, estas lunas que crean conciencia, son rojas o lunas de sangre como resultado de la transmutación del sol rojo con la luna de plata. Esta conciencia luz, es conocida como la sangre del cordero en el tabernáculo del sacrificio, esto es por el camino del centro, en la cruz., es el nefesh pero a un nivel de consciencia Crística. En el segundo monte de Venus,  el ojo bicolor es rojo y negro, en donde el rojo es el cuerpo causal por donde llega la conciencia al ombligo de la luna, de tal manera que las lunas de sangre, son la energía lunar que retorna de la psique al Santo Grial, y que es liberada cuando la copa se invierte, de esta manera, la trinidad de arriba se conecta con la trinidad de abajo.

La luz de luna roja, es una en  el Santo Grial,  es Venus indivisible, en cambio, la luz azul lunar  y blanca (plata) pertenecen  a Venus  divisible. En el  RETORNO,  por la cripta rojo y negro, el sol rojo se transmuta con la luna blanca y  forma lunas de sangre que viajan por el cuerpo causal hacia los mundos superiores  de consciencia,  de tal manera, que la mitad del recorrido se lleva por la cripta blanco y negro y la otra parte por la cripta rojo y negro. Para unificar la consciencia en la luz una, es necesario conectar ambas criptas.

La cripta rojo y negro merece una atención especial, he hablado poco de ella en comparación con el Xibalbá y la cripta blanco y negro… sólo diré que mientras no se conecten a las dos criptas, se permanecerá en la dualidad del alma, de esta manera los iluminados por el tercer ojo, creen que la trinidad de abajo  en Malkuth  es su luz, y de la misma manera, los que están en la cripta rojo y negro, también creen que su luz está en Kether. Es indiscutible que la luz proveniente de la corona en la trinidad de arriba es más fidedigna que la de la trinidad de abajo que proviene de  las tinieblas, en donde Malkuth es puro ego, ya que la trinidad de abajo pertenece a los planos densos en donde habitan los dominios y Lucifer, de tal manera que unos  viven bajo el dominio de la luna negra (Tezcatlipoca) y otros bajo la luz del sol (Quetzalcóatl el blanco). Paradójicamente, sin Los Montes de Venus, se hace imposible que la luz de la consciencia fluya en ambos planos, en donde no hay buenos ni malos, de tal manera que ya no hay separación del alma, cuando ocurre esto la corona (Kether)  se conecta con el reino (Malkuth) en el plano físico…de lo contrario, el reino permanecerá  en la tinieblas y la corona en las alturas.

Se dice fácil, pero en realidad es un proceso muy largo, ya que se requiere que la novia (Malkuth) esté pulcra, sin mancha alguna, a este proceso se le conoce como transustanciación, el cual ocurre poco a poco  a través de las lunas de sangre (vino del Santo Grial) las cuales no sólo son consciencia luz una, sino que tienen el poder de destruir los falsos reinos del ego.



El retorno al origen implica conectarse con ambas trinidades a través de las dos criptas bicolor, de lo contrario seguirán regidos por el árbol del conocimiento del bien y del mal. Mientras no se realice la conexión con el Sol de Mediodía,  Venus es muerte en la cripta negro y blanco, es  luna negra, así también, en la cripta rojo y negro, Venus es sol albo y lucero del atardecer,  en este último la muerte del sol rojo asecha a cada paso por donde la noche avanza. Sin la conexión con el sol de Mediodía,  ambas criptas son muerte, pero si hay conexión con el sol azul en ambas criptas, Venus es Esperanza alquímica, es fe alquímica, es una visión en sus dos Montes, es Venus del Alba, en donde las lunas de sangre son el pan que alimenta al dios sonrosado de los Mayas y Aztecas (Tlahuizcalpantecuhtli ) en la Unidad Quetzalcóatl Venus.

Translate

KOKUL'AL QUETZALCOATL EL COMETAAVE ENVUELTA EN LLAMAS

Google+ Followers