Seguidores

5/7/17

SEMILLA CRISTAL AMARILLA

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.
Juan 1:14




Semilla Cristal Amarilla

Por Kokul 'al Quetzalcóatl


Entre la Noche Cósmica y el día hay un velo amarillo; por lo tanto, la Noche Cósmica es una dimensión de oscuridad, pertenece al Cosmos Abstracto Absoluto,  en donde aparentemente no hay nada, excepto porque es un lugar de gestación, del cual emana toda la creación de Dios. Los Mayas conocemos esta dimensión como el Ombligo de la Luna; ésta a su vez conecta los cielos  con la tierra, pertenece a la trecena de la luna, es decir a las trece dimensiones de la rueda chica.

El Cosmos Abstracto Absoluto es el Ain Soph (la nada y el todo); a diferencia del Cosmos Real su giro es en el sentido de las agujas del reloj. Aquí está el secreto de la esvástica, la cual es una puerta que abre y conecta ambos planos según su giro. El gran viaje del alma se realiza siguiendo la danza del Cosmos Abstracto Absoluto. Una vez terminado el recorrido de las trece dimensiones, se introduce en el Útero Cósmico esperando renacer en el árbol de la vida.

Si dimensionamos a la noche Cósmica con el alma, podemos decir que es un estado del Ser, pero  latente, como una semilla que espera salir de la tierra. A esta entidad espiritual le conozco como Semilla  Amarilla y cuyo origen es totalmente astral.

El Ombligo de la Luna está conectado a toda mujer, es la dimensión que une al alma con el plano físico mental; el alma es una energía lunar, es nuestra psique, por eso busca el Ombligo de la Luna. El hombre físicamente no está conectado allí, por lo que necesita el templo de una mujer sagrada para renacer en la llamada resurrección de los muertos, es decir, necesita de una comunión espiritual con la iglesia, la cual se representa por una mujer, y cuya piedra angular es la base de la gran obra alquímica. El Ombligo de la Luna en realidad es una cripta, cuyas ventanillas al girar conectan el plano astral con el plano de las causas naturales, por lo que al vislumbrarla sus colores son el negro (cuerpo astral) y el rojo (cuerpo causal).   Esta cripta pertenece al Camino del Centro, es decir, al plano que une la vertical con la horizontal en la Santa Cruz. La cripta por donde se nace está ligada a la Gran Cruz Cósmica que anuda el Cosmos Abstracto Absoluto con el Cosmos Real, la profundidad de lo de arriba y  abajo, del Este con el Oeste.



Puedo resumir que la noche Cósmica es un lugar en donde el Ser está en reposo, esperando nacer en santidad, es el verdadero shabat (Salmos 93 y 95).Para ello hay que romper el velo amarillo, sin embargo, no es tan fácil romperlo, porque se necesita estar primeramente en la cripta, y segundo se necesita de la fuerza cósmica que libera a la semilla de su estado latente. El estar en este lugar implica hacerse como una roca, casi casi estar en estado de contemplación o ser un guerrero de la luz. Allí van los muertos que son apartados en santidad, es una cripta en donde la oscuridad es y existe, sólo los guerreros que han clavado la espada en la roca dejan de luchar contra las sombras (he ahí el misterio de la espada en la roca), las tinieblas siempre asechan entre el morir y el renacer. En este lugar la memoria empieza a perderse, de hecho cuando se nace no recordamos quienes somos porque perdemos la conciencia que nos ata al árbol de la vida, nacemos  bajo el influjo del árbol del conocimiento del bien y del mal.

La Semilla  Cristal Amarilla es el Ser de nuestro Ser, nos permite renacer en el árbol del Centro del Jardín que da la vida eterna (ver Génesis 3:3). Aquí  está la sabiduría, el resplandor de nuestra estrella, el Ain Soph Aur, la trinidad suprema del árbol de la vida, Kether, Chokmah y Binah. A esta Semilla Cristal Amarilla los cabalistas le conocen con el nombre de: El Anciano de los Días.

 La semilla amarilla es dualidad y antagonismo en el Ain Soph (nada y todo), es la negación de sí mismo, aún le falta el Aur (la imagen) ;  en el verbo de Juan, la simiente amarilla es la expansión sin límites condensada en sí misma, es el 666, sin Él nada podía ser creado,  pero se necesita un tercer brío, una tercera energía cósmica para romper el velo amarillo o dorado., esa fuerza viene desde abajo, es decir, de las entrañas de la semilla misma; se necesita  la trinidad para asimilar la imagen del Cordero de Dios. Se esperaría que esta fuerza descendiera y rompiera el cascarón, algo hay de eso, pues ella baja para después gestar a la semilla amarilla. La energía ya bajó en el año de la Tormenta espectral Azul, para los Mayas es La Energía que Desciende desde el plano físico y mental,  es Kukulkanpara los cabalistas el gran YO SOY. Esta tercera energía ya no pertenece al Cosmos Abstracto Absoluto, sino al mundo eléctrico lumínico; es decir, baja por la columna vertebral y se gesta en el sacro como una bola de luz o centella. Sin la tercera energía no se descorre el velo amarillo del Ain Soph Aur.



Muchos creen que el árbol del conocimiento del bien y del mal es el árbol de la vida, y no es así, son cosas distintas…El árbol del conocimiento del bien y del mal representa la dualidad del Ser, mientras que el árbol de la vida es la trinidad del Ser.  En la dualidad siempre hemos estado desde el pecado original, lo cual representa tener un velo sobre los ojos, un estado de sueño,  lo es porque cuando se nace, se nace sin la energía antípoda que neutraliza al 666. En la dualidad del alma las energías gemelas siempre están en conflicto (Padre e Hijo),  la inconsciencia es tan grande que no sabemos quién  maneja nuestras emociones,  pensamientos, en fin, nuestra vida entera, creemos ser pero no somos el real Ser. Somos árboles sin fruto, condenados a vivir en el olvido, en la oscuridad del velo y en el continuo conflicto del ego (666)… Cuando la energía antípoda (kukulkan) está presente, los contrarios (gemelos) paran de luchar, la simiente amarilla deja de serlo para transformarse en  Semilla Cristal Amarilla, en donde se gesta al Anciano de los Días esperando renacer en el árbol de la vida… Entonces se comprende el verbo de Juan (ver Juan 1:18)… en Él estaba la vida y la vida era la luz de los hombres, y la luz resplandecía en las tinieblas, pero las tinieblas no la comprendieron… hasta que el verbo fue hecho carne.



Kokul ‘al Quetzalcóatl

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate

KOKUL'AL QUETZALCOATL EL COMETAAVE ENVUELTA EN LLAMAS

Google+ Followers